lunes, 22 de julio de 2013

Te amo y luego pienso


Te amo y luego pienso,
por eso te amo sin razón,
como sin razón alguna extraño
esos besos que nunca me has dado,
esos besos que me tienen ansioso,
tan ansioso que deliro con la preciosa
silueta de tu cuerpo en mi cama,
esa cama que aguarda con mesura
a la indicada pasión de tu esencia,
la misma esencia que adultera
mis sentidos, que imaginan, acariciarte,
olerte, amarte, y seguramente
me hacen amarte sin razón,
perdiendo la noción, amando sin control,
surcando al limite de mi deseo,
con la mira fija en esa sonrisa encantadora,
sin miedo alguno a perderme en la
comisura de tus labios, porque
tus detalladas pecas me enseñarían
el camino de regreso, colocándome más cerca
de tu preciado corazón,
mi más fiel propósito, gran parte de mi
entusiasmo, que me anima como a un niño,
y me vuelve curioso como a un gato,
solo espero seas tangible,
tal vez así conquiste la mítica felicidad,
esa que pocos han logrado encontrar,
por eso te amo y luego pienso,
porque me permites soñar,
y porque sin miedo a errar,
seguro me llegarías a amar.




2 comentarios:

  1. Precioso quien siente todo este pensamiento es digno de ser amado con el mas puro sentimiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ElyGum, veo que te gustó, me agradó mucho tu comentario.

      Eliminar