lunes, 3 de junio de 2013

Al fin y al cabo amor


Encerrado en mi estancia,
volviéndome loco,
acariciando la textura
de las palabras,
deleitándome con sus
infinitos sabores,
llenando el vacío
que tus labios acaban de dejar,
disfrutando del placer
que jamás me hubieses podido brindar,
siendo el dueño de lo intangible,
gozando de la libertad y el poder
que éstas me pueden dar,
he aquí la muerte, y la vida,
la alegría, y la tristeza,
la felicidad, la desdicha,
contraste de sentimientos,
todo aquí y ahora,
en un sólo momento,
un instante apasionante,
que me da más alas que a un águila,
más vidas que a un gato,
y más amor que el tuyo
querida mía,
sincero y quimérico,
pero al fin y al cabo amor.

2 comentarios: