martes, 4 de septiembre de 2018

La triste realidad

Todo lo que realmente vale la pena está perdiendo el valor,
mientras que lo superfluo se eleva cada vez con más temple,
la vida misma parece carecer de sentido, nacen por montones
los ídolos de barro, que prometen algo que no trasciende,
la idiotez nos cobija ampliamente en estos días para la fortuna
de mi condenada melancolía.
¡Qué ciclo fútil!
Nadie para, para ver, muy pocos se molestan en entender,
se nos está acabando todo, nos quedan muy pocas cosas que perder,
la sociedad se consume y con ella el mundo, bajo el consentimiento
de lo políticamente correcto, por otro lado la fe se acaba,
y los incomprendidos en las puntas de sus pies tratan de evitar
perder la batalla con la soga al cuello.
La gente no da un peso por el amor, tiene miedo de amar,
el odio disfrazado de falsa humildad, gana hoy por hoy esta partida,
vivo cometiendo errores, espero no caer en el error
de no saber apreciar un gran amor, porque al ritmo de esta orbe,
un buen amor es lo único que me (nos) puede salvar de esta triste realidad. 

viernes, 26 de enero de 2018

A mis amores

A mis amores ofrezco disculpas
por los penosos hechos que un principio
seguro generó mi inmaduro amor,
ofrezco disculpas por el amor demás,
por el amor a medias, por ese amor
que en su momento no supe corresponder.
A mis amores quiero dar gracias
por la felicidad y desdicha que me han brindado,
por lo que hicieron de mí, por enseñarme
a querer distinto,
a mis amores gracias por proporcionarme
la inspiración necesaria para escribir,
por avivar los sentimientos latentes
que habitaban en mí.
A mis amores deseo fortuna y pocas penas,
y a mí que nunca me falte su amor.

A mis amores todo. 

martes, 2 de agosto de 2016

¡Mira!


¡Mira! no tengo más intenciones
que despojarte los miedos,
déjame llevarte, deja que te tiente,
y cae en la tentación,
mira que no es otra mi pretensión
más que la de hurtar las tristezas
que te abruman,
mira las penas en mi mirada,
ya un poco gastada ante la desilusión,
mira también en ella mi esperanza
que no se agota, más allá de la
desolación de mi alma,
mírame sin indiferencia,
y sácame esta ausencia de vos,
mira que sos lo único que quiero,
mira, por favor.

sábado, 16 de julio de 2016

Tristeza


Entre ir y venir y noches sin dormir,
días que vivo por inercia y un poco demenciado,
con sentimientos destrozados que quieren doblegar,
algo cansado ya de amar, poniendo el pecho a la tromba
de sensaciones que aún no me han podido noquear,
creyendo mentiras a quién soy vulnerable,
ando sin defensa alguna, bajé la guardia, y ahora lo pago,
amé más de lo que podía amar, y nunca fue suficiente,
no creí que eso me fuera a lastimar,
ese amor de más, es el dedo que día tras día
hurga en mi herida sin dejarla cerrar,
parece que no pasa el tiempo, que no hay duelo que valga,
no avanzo o no me deja avanzar,
quisiera estar libre de apegos sin perder el tacto,
renunciar al deseo de ganar, pero no se quiere a un perdedor,
que complicado es el amor, me resultaba inofensivo,
ya no lo subestimaré jamás.

miércoles, 13 de julio de 2016

Impredecible


No sé cual es su influencia sobre los demás,
pero a mí me basta verla para alegrarme la vida,
por más sufrida que la traiga,
en un mundo de probabilidades, casi no hallo
la de alguien como ella con alguien como yo,
y no es que yo sea poca cosa, sino que ella es demasiado,
mucho más de lo que acostumbro,
es como si intentara sorprender al sol con el brillo de una bombilla,
no hay estrategia que valga o eso parece,
pues no se le va con cuentos al cuentero,
un paso a la vez porque genera adicción,
pero no es eso lo que me inquieta, sino mi ansiedad,
esa que no sé como mitigar si ella no está,
al final todo es tan efímero que parece utópico.

martes, 28 de junio de 2016

Neurosis

La eficaz de mi inconsciente,
un deseo más fuerte que la represión,
el verso de mi canción favorita,
un beso imaginario al viajero solitario,
que va tan solo por la vida.
La tentación a la cual no me quiero resistir,
el motivo valido para sufrir,
un futuro pecado,
que desde ya arrastra mi moral.
La coartada perfecta, para alegar mi actuar,
un sueño del cual no quiero despertar,
bueno, tal vez sí, solo para hacerlo realidad,
y así aliviar el ansia y evitar la neurosis.

lunes, 30 de mayo de 2016

No quiero


No quiero perder el tiempo, y despertar todos los día al sonar del despertador,
no quiero sentarme al borde de mi cama, y recrear un cortometraje de mi peculiar vida,
tampoco beber una taza café con el afán de este mundo y perderme esa sensación
del gusto y el aroma,
no quiero seguir el orden de lo que está mal pero ya están normal,
no quiero fecundar el odio y la arrogancia, tampoco ser un inmoral,
estoy fuera de foco en esta sociedad,
no quiero el abrazo halagador e hipócrita de una relación diplomática,      
no quiero ser un héroe, solo un revolucionario,
no quiero un deceso glorioso, me basta con que cada vida que quede
idealice la vida de un mundo mejor,
no quiero ser el recuerdo de lo que no se puedo, tiene mejor sabor el olvido,
el que ahora llevo,
no quiero que se extinga la esperanza, pero si la corrupción,
no quiero perder el amor, y mucho menos perderte,
no quiero rebeldes sin causa, o con proselitismos dañinos,  
no quiero falsos ideales escritos en las mejores postales de mi mundo,
no quiero profesionales sin vocación, destruyendo una nación,
no quiero llanto en los ojos de mi madre, tampoco tenerla lejos,        
y mucho menos desperdiciar sus consejos,
yo no quiero esto y muchas cosas más,
aquí está el dilema, vivir por lo que quiero o por lo que no.